Os proponemos un nuevo itinerario que se suma a los existentes y que está enfocado a aquellos profesionales con mucha experiencia que quieren seguir aportando a otras empresas, proyectos… o al suyo propio.

Hemos recibido muchos comentarios del artículo de la semana anterior Hay vida más allá de los 50, uno de ellos nos decía que podemos pensar igual a los 43, 44, 45 y 46, porque las circunstancias actuales de mercado han bajado ese rango de edad y personas que antes tenían una previsión de cierta estabilidad en unos 10 años, ahora están en las mismas condiciones que todos los demás… porque es cierto que esta crisis y tensión del mercado laboral está durando ya demasiado tiempo.

Queremos hacernos una reflexión en base a lo que vemos cada día en evoluciona_t, vemos a personas con ganas, motivadas y con mucha experiencia que quieren seguir aportando a otras empresas, proyectos… o al suyo propio.

Nos han hablado de muchas opciones, una en concreto nos ha gustado mucho, y es uno de los itinerarios que proponemos en el programa del que os hablamos la semana pasada: Evolucionar.

Evolucionar es el nombre que queremos darle a una nueva opción laboral, trabajar para ti, para otros y con todos. Va más allá de ser un free-lance y es un poco menos intensivo que el Interim Management. Es la figura de una persona que trabaja en una empresa o un proyecto como experto, alineado totalmente con la Dirección General, aportando toda su experiencia para lograr que el proyecto funcione, se reconduzca o para lo que se le haya contratado.

Son personas cuyo precio en el mercado es caro, con un perfil muy elevado, que están dispuestas a trabajar un tiempo determinado para cada proyecto… Es una nueva opción que ya empieza a ser valorada por muchos candidatos; pero…

¿Y las empresas? ¿Están preparadas?

Nos gustaría pensar que sí y creemos que la evolución natural será que sí, sobre todo en aquellas start-ups o empresas medianas y pequeñas de empresarios que han sido directivos antes y pueden entender esta figura y no verla como una amenaza a su estrategia. También creemos que para las grandes empresas, aquellas que hoy están reduciendo sus plantillas a todos los niveles, una figura como ésta, incluso de uno de sus antiguos empleados, puede ser un gran activo… un activo de valor incalculable; pero, de nuevo, todavía pensamos que algunas lamentablemente no están preparadas.

Aquí tenemos un trabajo que hacer, no sólo los propios candidatos sino todos los integrantes de la cadena de valor del recruitment, tenemos la tarea de conseguir hacer entender a nuestros clientes-empresa que en un momento como el actual o para proyectos concretos, contratar un perfil alto a un tiempo de dedicación finito y determinado puede ser la solución más barata y, a la vez, más enriquecedora porque si este profesional tiene otros clientes, será capaz de cruzar experiencias y aportar mucho más a todos y cada uno de sus proyectos.

¿Por qué el título de este artículo?

Porque pensamos que además, estos profesionales que ya tienen una experiencia dilatada, entran en esta nueva faceta de su vida con una actitud positiva en la que su activo profesional puede ser muy útil para uno y para los otros, y eso es una faceta de la motivación trascendente(*) no tan contemplada hasta ahora que, en esta realidad económica que vivimos hoy, puede convertirse en importante para las expectativas laborales de cada uno.

(*) Motivación trascendente / Motivos trascendentes: aspectos de la realidad que determinan el logro de aprendizajes de las otras personas con las que se interacciona