recomendarias_utilizar_outplacement

Resumen de las opiniones de las entrevistas realizadas a directoras de RRHH, expertos y consultores de RRHH y a directores generales, sobre si recomendarían los servicios de outplacement frente a un ERE.

En nuestra sección de entrevistas, hemos tenido la oportunidad de tener con nosotros a directoras de RRHH, expertos y consultores de RRHH y a directores generales. A todos les hemos planteado la pregunta de si recomendarían los servicios de outplacement frente a un ERE.

La respuesta ha sido un unánime “sí”. Veamos el detalle de las respuestas que nos han dado.

Por un lado, constatan que un ERE implica que toda la realidad que el trabajador conoce, desaparece de repente y esto lo puede desorientar, un servicio de outplacement o un programa de transición personalizado ayuda a encontrar de nuevo el camino.

También hablan del duelo, tema que nosotros hemos tratado ya alguna vez, y confirman que las implicaciones emocionales pueden bloquear la toma de decisiones correctas.  A un mayor nivel de detalle indican, que un ERE puede vivirse de una forma traumática con unos niveles de intensidad y estrés que pueden afectar al resto de áreas de la vida de una persona. Un servicio de outplacement o un programa de transición personalizado, aparte de mejorar la imagen de la empresa frente a los trabajadores, les permite afrontar la etapa con mejor conocimiento de si mismos, sus aptitudes y sus competencias reales. Estarán mejor preparados.

Otro punto recurrente que se ha puesto de manifiesto es que una parte del trabajo realizado en un programa de outplacement pero que se focaliza  a mucha más profundidad en un servicio de transición individual, es la preparación de la candidatura a todos los niveles: CV, perfil, carta de presentación, preparación y entrenamiento de entrevista, gestión individual de ofertas… permite al candidato prepararse convenientemente y no penalizar su propia candidatura por fallos que podrían haberse evitado.

Por último y en primera persona, han hablado de la responsabilidad del empresario y/o directivo en ayudar a aquellos que han trabajado y colaborado con la empresa mitigando los impactos negativos que una situación de reestructuración provoca.

No es para menos, la vida laboral es para muchos, el centro y base sobre la que se construye su nivel de vida familiar, sus relaciones y el resto de su vida en general; pero es para todos, el lugar donde nos pasamos más de la mitad de las horas diurnas ¿es para tomárselo a la ligera? Creemos que no y sabemos por nuestra experiencia que tanto los programas de outplacement como, en una historia más reciente, los programas de transición individual, consiguen que las personas encuentren su lugar en su próximo proyecto profesional.