Que_hacer_cuando_elaboramos_perfil

LinkedIn y cualquier red social se debería usar de manera “legítima” y no forzando acciones que pueden ser contraproducentes si se detectan en nuestro perfil.

Hemos leído mucho sobre consejos para elaborar nuestro perfil y no tanto sobre acciones que no lo favorecen. Resumimos unas ideas sobre lo que puede no ser tan positivo al elaborar nuestro perfil profesional en LinkedIn:

“Yo te recomiendo a ti y tú me recomiendas a mí”
Inicialmente en LinkedIn parecía una buena idea pedir recomendaciones y esperar recomendaciones de esa misma persona. Con el uso masivo de este tipo de acciones, lo que se percibe es que se trata de algo “pactado” y se anula el efecto positivo que tiene una recomendación espontánea. Lo más aconsejable es recomendar pero no esperar a ser recomendado por esa misma persona y, por el contrario, pedir recomendaciones de alguien que pueda ser de mayor interés teniendo en cuenta nuestro objetivo profesional.

“Total, nadie se acuerda ya de cuando trabajé allí”
Algunas veces el título del puesto de trabajo es menor al nivel de responsabilidad que hemos ejercido y podemos caer en la tentación de titular el puesto de trabajo de manera superior a la real. Por ejemplo, si estamos como “asistente/copy para redes sociales” pero hemos dedicado el tiempo a escribir y pensar en la estrategia junto con el responsable de la función, podemos caer en la tentación de escribir “Community Manager”. Esto puede ser contraproducente para un futuro profesional, ya que los reclutadores suelen pedir referencias y siempre se contrastan las explicaciones y los perfiles. Si se ha dado realmente este caso, lo mejor es explicar las funciones desarrolladas en la descripción del puesto de trabajo, y en una entrevista ya tendremos la oportunidad de explicarlo en detalle.

“Llevo 20 años en la empresa como director de división”
Normalmente, si una parte importante de nuestra vida profesional ha sido en una única organización, es poco probable que no hayamos subido de categoría o cambiado de función en algún momento. Está pobremente considerado nombrar solamente la última función y resumir bajo ella toda la vida laboral en una misma compañía. Sin ningún miedo, se puede explicar que empezamos desde niveles bajos y que fuimos progresando a medida que crecía la compañía. Está muy bien considerado poder explicar una progresión dentro de una empresa ya que atesoramos un desarrollo profesional que hoy en día es distinto del resto y nos diferencia de la mayoría.

Fuente: Careerealism