decidimos_boutique

En el año 2012 nos posicionamos como consultoría de desarrollo profesional de estilo boutique de los perfiles más senior, y crecer horizontalmente en el offering, creando servicios de calidad y alto valor añadido que den cobertura a la nueva realidad organizativa.

El contexto económico que estamos viviendo y del que por fin parece que empezamos a salir ha propiciado la aparición de múltiples tipos de agencias de recolocación que son o bien de nueva creación, o bien resultado de ampliar el mercado y el foco de agencias de tradición.

En 2012 estudiamos el mercado con un alto nivel de detalle y decidimos mantener, pese a las presiones externas, nuestro posicionamiento como agencia boutique en procesos de desarrollo profesional de los perfiles más senior, y crecer horizontalmente en el offering, creando servicios de calidad y alto valor añadido que den cobertura a la nueva realidad organizativa:

–  entornos más colaborativos y que fomenten la co-creación

–  gestión de equipos remotos, multidisciplinares y multiculturales

–  desarrollo del talento y de la carrera interna

–  etc.

En el caso de nuestros programas de Outplacement y Transición Profesional ¿Qué valoran las empresas/candidatos que deciden trabajar con evoluciona_t?

Confianza: Es la base de todo. Saber que las personas que te van a ayudar lo van a hacer en exclusiva contigo, en sesiones individuales y con la calidad adecuada homogeneizando el nivel de seniority y expertise del consultor con las necesidades y perfil del candidato-a.

Know-how: Disponer de metodologías innovadoras y de un equipo de consultores expertos en diferentes áreas, permite que el candidato se sienta cómodo y preparado para afrontar un proceso largo y con implicaciones emocionales importantes.

Diferenciación: Si una empresa considera que sus directivos no tienen que estar en el proceso de reestructuración con el resto de la plantilla, buscará siempre diferenciar este proceso no solamente a nivel de contenido del programa y probablemente costes, sino también, en muchas ocasiones, a nivel de proveedor, a veces por motivos internos y a veces por causas de fuerza mayor.

¿Por qué estamos contentos de seguir siendo una boutique?

Porque podemos afirmar que, tras un primer momento de cambio de dirección y posicionamiento, seguir con el mismo foco nos ha reportado reputación, consolidar una relación de partnership con nuestros clientes y afianzar una colaboración win-win en la que todos ganamos.