otros_programas

Los Planes Sociales contemplan el conjunto de acciones que la compañía que ha de acometer un ERE va a llevar a acabo.

Con los empleados afectados para ayudarles en su empleabilidad futura; nos referimos a diferentes tipologías de programas enfocados todos ellos a acompañar a la persona durante el proceso de vuelta al mercado de trabajo.

Trabajo en una compañía que ha iniciado un plan social. ¿Cómo puede afectarme?

De muchas formas, en primer lugar, un plan social abarca muchos conceptos o servicios como los llamamos en el sector de los Recursos Humanos. Dejando de lado las primeras opciones de prejubilaciones, etc… pensamos que un plan social puede incluir muchas opciones válidas para las compañías y que no supongan un gran desequilibrio presupuestario.

Recordemos primero la definición de Plan Social:

Un “plan social” es el conjunto de medidas que una compañía puede ofrecer a los profesionales que han de ser despedidos. Este plan puede abarcar muchos mas aspectos que un plan de recolocación u outplacement, de los profesionales que salen de la compañía. En la palabra “plan social” se puede abarcar, entre otros temas, aspectos de ofertas de traslados, facilidades en la movilidad geográfica, formación en técnicas de búsqueda activa de empleo, orientación, asesoramiento en la creación de un negocio, acompañamiento a la transición profesional, atención individualizada… y cualquier otra medida que pueda ser útil a las personas implicadas.

Cuando, dentro de los planes sociales, hablamos de las acciones que se pueden realizar para ayudar en la empleabilidad futura de la persona implicada, nos referimos a diferentes tipologías de programas enfocados todos ellos a acompañar a la persona durante el proceso de vuelta al mercado de trabajo. Hemos hablado del outplacement muchas veces y desde distintos ángulos, hoy introduciremos otros programas y opciones a los que tanto la persona individual como la empresa, pueden optar.

En primer lugar, lo relativo a las opciones, las empresas que quieren iniciar un plan social, deberían considerar si es o no posible ofrecer movilidad geográfica, cambio de unidades de negocio, formación y reciclaje en otras posiciones con el fin de evitar los despidos y el “ruido social”. Cuando nos referimos a “ruido social”, hablamos de todo aquello que va en contra de las políticas de RSC que las empresas tienen, cada vez más, relativas a sus empleados.

Por otro lado, dentro de los programas de outplacement de los que hemos hablado, están en primer lugar, aquellos procesos individuales en los que se profundiza mucho en la experiencia hasta ahora -con todo nivel de detalle-, se trabaja la implicación emocional de la persona con su empresa y su situación, y se ayuda a que la persona encuentre su próximo puesto de trabajo y que éste sea el que está realmente buscando. Hay cierto tipo de personas que por su nivel en la organización o por su estado emocional con respecto al cambio, es más aconsejable que realicen el programa individual.

En segundo lugar, muchas veces, en función del perfil de la persona y de su situación, se preparan programas en grupo, acostumbran a ser grupos reducidos. En este caso, lo que se busca es que la persona realice un trabajo mayor fuera de las sesiones, donde simplemente se dirige y orienta a la persona para que siga el proceso sin tanto soporte. En muchas ocasiones, las personas están emocionalmente preparadas para que un programa de este tipo no les suponga una angustia, y en otras ocasiones, es un tema de presupuesto.

En tercer lugar, queremos introducir opciones específicas que pueden ser interesantes en algunos casos. En evoluciona_t tenemos un servicio específico, pensado y desarrollado para mayores de 50 años, este colectivo es muy interesante para nosotros como expertos en la recolocación, porque en muchas ocasiones queda vilipendiado en un proceso de ajuste de plantilla sin ver o tomar cuenta real de que son personas con una gran experiencia y con situaciones personales poco complejas (hijos, hipotecas, etc.) con lo que su capacidad de adaptación puede ser buena aunque a priori, no lo parezca.

Un programa para una persona de más de 50 años es un programa que se inicia en grupo para trabajar las áreas de la experiencia pasada de manera ágil y se centra en su presente y su futuro. La idea es que la persona entienda su situación actual real y sus posibilidades dentro del mercado laboral hoy. En muchos casos, su reconversión no tiene solamente dos posibles salidas, en muchos casos, el abanico de posibilidades tiene opciones que pueden ser muy interesantes también:

  1. Encontrar trabajo en el mismo sector y/o función
  2. Iniciar un negocio
  3. Ser consultor de empresas en el mismo sector
  4. Ser consultor de empresas de una función/funciones específicas
  5. Trabajar a tiempo parcial en la misma función y diferentes sectores

Estas son 5 ideas; pero en el camino y durante el trabajo de síntesis y futuro, siempre afloran más posibilidades que acabarán siendo las opciones que las personas elijan en función de su situación personal y sus aspiraciones futuras.

En evoluciona_t, hemos creado éste y otros programas específicos, para diferentes momentos de la vida laboral, que pueden ser interesantes en procesos de ajuste de plantilla tanto para empresas como para personas individuales que decidan contratarlo.