la_ilusion_por_emprender

Analizamos un artículo del periodista Jordi Goula (La Vanguardia) sobre los Intraemprendedores como una figura en alza dentro del mercado profesional de hoy.

El domingo pasado leímos un artículo de Jordi Goula en La Vanguardia sobre los Intraemprendedores como una figura en alza dentro del mercado profesional de hoy. Se habla de un perfil de persona que quiere hacer algo más pero que no se atreve porque tiene aversión al riesgo, y lo plantea como una oportunidad de la empresa para retener talento… nosotros añadimos, “y para llevarse un beneficio añadido por su participación indirecta en la gestación del proyecto”.

Plantea una pregunta muy directa ¿Por qué no ayudarles a crear una spin-off para no perder el contacto?... pero nos preguntamos si las empresas están preparadas hoy para aceptar a un Intraemprendedor en sus filas montando algo que no es su core-business.

No lo sabemos a ciencia cierta…

Nos gustaría comentar algunas frases de este interesante artículo.

1. “Conozco empresas con un banco de ideas que tiene acumuladas hasta 200, pero no han aplicado ninguna. Les falta perfil ejecutor”

Hace unos años conocimos la iniciativa de Starbucks para generar ideas para su negocio, un banco de ideas mundial y global, no solamente para los empleados sino también para los clientes. También supimos que el proceso es elegir unas ideas y llevarlas a cabo.

¿Qué nos gusta de esta iniciativa?

Que ampliamos la capacidad de ideas a todo el mundo, muchos millones de personas pensando en una única dirección. ¿Qué hay mejor que eso? Para nosotros, la capacidad de llevarlo a cabo, y en eso Starbucks es admirable.

2. “La clave para dar el salto está en el estilo del liderazgo que rige la empresa… la organización debe aceptar la posibilidad del fracaso”

Un liderazgo transformador, que nunca pierde el espíritu emprendedor será el que podrá entender y potenciar un proyecto intraemprendedor en sus filas. Un liderazgo que pueda aceptar el fracaso y entenderlo como un aprendizaje, tanto si finalmente es fracaso como si no… y sin buscar culpables.

3. “(…) una comunicación interna fluida, fruto de una jerarquía muy aplanada… y que se promocione a gente con una inteligencia emocional desarrollada.”

Es cierto, lo más importante para innovar dentro de una empresa y emprender dentro de la misma es que la comunicación sea muy fluida, constante y sincera. No sirven las medias tintas, es una apuesta en una doble dirección, una apuesta arriesgada pero seguro que muy enriquecedora a todos los niveles.

Sobre la inteligencia emocional… ¿Qué podemos decir? Que este momento de crisis ha hecho que este tipo de inteligencia sea un valor todavía más en alza, para la gestión de los equipos y para la gestión de uno mismo en el contexto en el que vivimos.

Y por último, no podemos estar más alineados con la frase de Jordi “(…) esta ilusión es la que los hace distintos. Se trata de generar ilusión colectiva, de que la empresa recupere el espíritu que tenía cuando al principio era emprendedora”

Nos quedamos con esto…