Director General
de Lactalis Restauración.

Además de su posición actual, Ignacio ha sido también director general de El Castillo Debic, Joint Venture Grupo Ebro Puleva y Friesland Campina y director comercial en el área de Productos Refrigerados de Nestlé, compañía donde ha desarrollado distintas funciones.

Perfil de Ignacio en LinkedIn




T.E: Hola Ignacio, gracias por tu tiempo.

¿Cómo ves el futuro laboral en España?

Ignacio: Necesariamente diferente a todo lo que hemos vivido. Estamos en un momento de cambio hacia unos nuevos paradigmas económicos que se están definiendo pero que nadie alcanza a concretar hoy y eso afecta, obviamente, al mercado laboral.

Con total sinceridad, no tengo muy claro el modelo final pero sí algunos elementos que deberían ser claves en la sociedad futura y, por ende, al mercado laboral:

– Un nuevo modelo educativo que ayude a formar en aquello que realmente la sociedad demanda y que no estigmatice, como ahora, formaciones no universitarias.

– Una mayor imbricación empresa-universidad.

– Una cultura del esfuerzo que prime al emprendedor, al que arriesga.

– Generar elementos que favorezcan la movilidad de las personas.

– Favorecer la flexibilidad laboral que no tiene que ser sólo facilitar el despido, sino ayudar a que las empresas contraten sin temor.

T.E: ¿Cómo ves a las nuevas generaciones frente a su futuro profesional?

Ignacio: Desorientadas, con dificultad para establecer prioridades. Todos lo estamos en cierta medida, pero ellos mucho más. Por un lado sienten  la necesidad de seguir conquistando terrenos de derechos que les permitan una relación equilibrada con las empresas, aspiran a definir su proyecto de carrera, pero por otro lado existe una prioridad urgente que es la de iniciarse en el mundo laboral.

Hoy para la inmensa mayoría el proyecto de carrera es algo que se percibe como muy lejano y la urgencia por “empezar” hace que sientan un cierto desencanto sobre su futuro.

T.E: ¿Cómo son las nuevas generaciones trabajando?

Ignacio: Son trabajadores cualificados a los que la empresa les tiene que convencer con proyecto y con valores compartidos. Se trata de personas que buscan un contrato real, una relación en la que ambas partes sientan que pueden crecer.

La diferencia entres las distintas generaciones no está ni estará ya en la formación, puesto que ya hace años que el nivel formativo es muy alto en nuestro país, sino en las prioridades personales de los recién llegados.

Las generaciones que se incorporaron al mercado laboral entre 2000 y 2008 valoraban tanto el proyecto  como que la propuesta laboral les permitiese mantener un equilibrio entre lo personal y lo profesional. El respeto a su tiempo y a su espacio personal era muy importante. Ligado a ello, los valores de la compañía, sus compromisos sociales y medioambientales eran elementos que tenían una gran relevancia. Todo ellos sigue siendo importante pero la crisis ha desdibujado este escenario.

Hoy se me hace muy difícil definir un perfil porque, lamentablemente, hay pocas personas que se incorporan al mercado laboral (las tasas de paro juvenil en España son inaceptables socialmente) y las que lo hacen tienen una única prioridad: mantener el conquistado puesto de trabajo.

T.E: ¿Qué te sugieren los siguientes conceptos? (contestar con un máximo de 2 palabras)

– coaching: autoconocimiento, crecimiento
movilidad: necesaria, falta de apoyo
redes sociales: transmitir ideas claras/trabajadas
networking: ayuda, proactividad
emprendedor: proyecto, esfuerzo

T.E: ¿Piensas que todo el mundo puede ser emprendedor?

Ignacio: Definitivamente, no. Como título para un libro sería más fácil decir algo así como: “tú puedes ser un emprendedor” o “el emprendedor no nace, se hace”, pero no estoy de acuerdo con simplificar el término emprendedor.

Para mí es gente por la que siento un enorme respeto, a la que nos se apoya lo suficiente y por ello creo que sería banalizar el término si dijésemos que cualquiera puede serlo.

Tener un proyecto claro, definirlo con un plan de negocio ejecutable, luchar por la financiación, ponerlo en marcha, lidiar con las dificultades, superarlas, cambiar de rumbo en la travesía para corregir errores son elementos fundamentales para los que no todas las personas tienen las habilidades necesarias.

T.E: ¿Piensas que algunos directivos pueden no tener claras sus competencias reales?

Ignacio: Sin duda. Conocerse a uno mismo es una competencia en sí misma que no todo el mundo posee. La percepción sobre las propias competencias es algo que se debe trabajar y a lo que si la empresa, a través de las evaluaciones u otros elementos, no da respuesta, el propio trabajador debe ser quien tome la iniciativa y busque crecer con ayuda de especialistas. Es un elemento clave para el desarrollo profesional y personal.

T.E: ¿Cómo gestionas a las personas cuando por su perfil están en el lugar de trabajo equivocado?

Ignacio: La primera dificultad es la de darse cuenta de ello. No es algo tan simple y por ello es muy importante que el manager esté muy próximo a los equipos y que evalúe no sólo los resultados sino las competencias.

Cuando se detecta una disfunción, una mala adecuación, debe hablarse con la persona implicada, preferiblemente en el marco de una evaluación anual, y trazar un plan de apoyo real para intentar corregir la situación, bien con la ayuda del departamento de RRHH bien con ayuda externa.

Si, definitivamente, no existe una solución debe afrontarse con franqueza aportando alternativas concretas dentro o fuera de la compañía. Sin duda, esto es un fracaso para el trabajador pero también para la propia compañía por lo que es fundamental implantar un modelo de gestión de RRHH que evalúe continuamente las competencias de los equipos para lograr una adecuación fructífera para ambas partes.

T.E: ¿Cómo haces aflorar el talento de los integrantes de tu equipo?

Ignacio: A través de la delegación, generando espacios de responsabilidad en los que los equipos deban ser proactivos aportando ideas y, sobretodo, gestionando con el apoyo de un management que favorezca el riesgo, la toma de iniciativas.

T.E: ¿Recomendarías utilizar servicios de outplacement frente a un ERE? ¿Por qué?

Ignacio: Sí, sin duda. Afrontar un despido es afrontar un duelo y para ello es importante, para determinadas personas, contar con apoyos que les guíen en un momento en el que lo emocional puede bloquear la toma de decisiones correctas.

T.E: ¿Cómo afrontan las personas un programa de transición profesional cuando se lo proponen?

Ignacio: Bien si se explica en el momento y en la forma adecuada. Es fundamental que la persona que realiza este tipo de programas lo haga con convencimiento y, por tanto, con una actitud positiva. Por ello, es crucial una buena comunicación inicial que haga que la persona se embarque sin dudas en el plan.

T.E: ¿Contratas consultoría de RRHH? ¿Para qué funciones?

Ignacio: Sí. Para coaching, outplacement y para desarrollo de herramientas/programas de evaluación por competencias

T.E: Elige una opción: Con esta crisis, lo mejor es….
Salir corriendo
Ignacio: Apretar los dientes e innovar (entendiendo innovar como avanzar)
Despedir y quedarse a medio gas capeando el temporal

T.E: ¿Cómo es mejor plantear un cambio generacional en una empresa?

Ignacio: Teniendo un plan y habiéndolo trabajado, consensuado y comunicado. Del mismo modo que se establecen planes a largo plazo en el área industrial, marketing y ventas es importante tener un plan estratégico en el área de RRHH.

T.E: ¿Crees que la fuga de talentos que hemos sufrido en España nos pasará factura? ¿Crees que volverán?

Ignacio: Es difícil evaluar la factura. Sin duda es un fracaso social y económico puesto que la inversión en formación es elevada y los frutos de todo es esfuerzo no se quedan en nuestro país. No obstante, soy optimista y pienso que en breve este país será capaz de retener valor y de atraerlo.

Para ello se requiere un esfuerzo por parte de empresas e instituciones y creo que existen ejemplos en nuestra ciudad en el sector tecnológico que deberían estudiarse para aplicarse en otros entornos.

T.E: ¿Crees que la gente busca salario más que satisfacción del puesto de trabajo?

Ignacio: Hoy, lo que se  busca es simplemente un puesto de trabajo.

Muchas gracias de nuevo por tu tiempo Ignacio, te ofrecemos talentoenevolucion.com como plataforma para difundir cualquier contenido que consideres interesante para nuestros lectores.