Como_preparar_una_entrevista

Buscar información, averiguar quién nos quiere entrevistar, ¿de qué puesto se trata?,… hay muchos temas a preparar antes de una entrevista de trabajo para ir bien informado y con garantías de éxito.

Una entrevista no es garantía para obtener un trabajo, sin embargo, las probabilidades de obtener el puesto pueden aumentar si la preparamos convenientemente. Hay mucha información en Internet pero lo que se suele recomendar recopilar antes de la entrevista para causar una buena impresión es lo siguiente:

1. Entender la misión y visión de la organización.
Se puede estudiar la web de la organización en general y en profundidad teniendo en cuenta el organigrama (si es visible) y las distintas oficinas o centros de trabajo que tiene. También se puede obtener información en detalle de los productos y servicios que ofrece tanto la empresa como sus competidores, revisando toda la información disponible en Internet.

Por otro lado y pensando en las personas que trabajan o han trabajado en la organización, se pueden buscar perfiles y detalles en LinkedIn o también a través de alertas de buscadores. Esto ayudará a entender un poco mejor la organización en si.

Por último, si el producto o servicio es susceptible de ser comentado en foros, se pueden revisar y obtener una lectura de lo que los usuarios o consumidores opinan, no solamente de la organización sino de sus competidores y el mercado en general.

2. Buscar a la persona que toma la decisión y al entrevistador.
Se suele decir que es bueno obtener el máximo de información sobre quien nos va a contratar ya que puede ser de utilidad para la entrevista y para una futura colaboración. Los perfiles profesionales que se pueden encontrar nos dirán el tiempo que llevan en la organización, de dónde proceden, etc. y, si además participan en discusiones públicas en Redes Sociales o foros en general, se pueden averiguar cómo piensan y cuáles son sus intereses y valores.

3. Preparar ejemplos que demuestren nuestra experiencia, habilidades y fortalezas de manera que tome relevancia para la organización.
La entrevista sirve también de filtro al entrevistador para decidir si se es o no la persona adecuada para el puesto, por ello recomendamos prepararse entre cinco y seis habilidades que pueden ser importantes para este puesto y que podamos demostrar con experiencias o logros en colocaciones anteriores.

4. Preparar preguntas para el entrevistador.  
Todas las entrevistas son distintas, incluso en el formato, hay entrevistadores que repasarán el Currículum Vitae en detalle, otros, por el contrario, se basarán en los logros que seamos capaces de explicar durante la conversación; pero siempre se pregunta al candidato si tiene alguna otra pregunta o alguna duda que quiera resolver. Es conveniente preparar alguna pregunta sobre temas que no se hayan tocado durante la conversación o simplemente para obtener más información que pueda ayudarnos en un futuro.

5. Lista de referencias.

Es interesante tener preparados dos o tres contactos de personas que nos conocen a título profesional y pueden apoyar nuestra candidatura con credibilidad.

Aparte de estos consejos, no debemos olvidar llegar a tiempo, ir vestidos correctamente y llevar copias de nuestro Currículum Vitae actualizado. Con esto y un poco de suerte es probable que seamos considerados para una entrevista posterior o para la posición.

Fuente: Gotthejob.com