aplicate_el_cuento

Cuando una persona aplica lo que sabe hacer en el trabajo a su propia vida, todo se vuelve más sencillo de gestionar y sus emociones quedan mucho más controladas.

Los EREs acostumbran a incorporar programas de reorientación profesional u outplacement donde el afectado recibe un soporte emocional, una orientación sobre cómo prepararse para buscar trabajo y, en ocasiones, también un acompañamiento en forma de búsqueda de ofertas, gestión de entrevistas, etc. Nos gusta remarcar que un programa de outplacement no garantiza un trabajo, lo que debe garantizar es una preparación que asegure la empleabilidad futura, que es el verdadero valor de cada uno.

Recordemos que una persona afectada por un ERE es una persona que ha perdido su puesto de trabajo y eso debe equipararse en cierta medida al proceso de duelo que se vive por la pérdida de un ser querido, dicho proceso es más o menos largo (según la capacidad de la persona para gestionar sus emociones) y con el tiempo  la persona y su entorno se deben acostumbrar a su nueva situación.

Una de las cosas que nos gusta aconsejar en nuestros programas es a mirar las cosas con cierta perspectiva. Proponemos pensar en lo que hemos hecho profesionalmente, la experiencia que tenemos en la gestión y motivación de equipos, en la organización de equipos de trabajo y otras temáticas para aplicarlas a nuestra nueva situación; pero esta vez con nosotros mismos.

Pongamos ejemplos:

Quizás hemos llevado un equipo comercial y hemos tenido que liderar reuniones de ventas y/o equipos. En este caso:

  • ¿Qué técnicas de motivación utilizábamos?
  • ¿Qué tipo de reuniones teníamos con el equipo o con cada uno?
  • ¿Cómo organizábamos las visitas comerciales?

Quizás hemos organizado la producción de una fábrica. En este otro caso:

  • ¿Cómo organizábamos el día a día?
  • ¿Cómo gestionábamos el equipo y los problemas?

Pueden darse muchos casos diferentes, pero seguro que tenemos experiencia que podemos aplicar a nuestra situación de hoy. Haciendo analogías, las técnicas de motivación son las mismas para el equipo o para nosotros. La organización de visitas comerciales nos sirven también para organizar nuestra agenda de networking o de entrevistas de trabajo. La organización del día a día es una muy buena opción que nos ayudará a no desfallecer y a tener visibilidad sobre lo que tenemos que hacer para encontrar nuestro nuevo empleo.

No es fácil, lo sabemos; pero se trata de aplicar nuestros conocimientos a algo nuevo. Estar sin trabajo no quiere decir olvidar todo lo que sabemos hacer, eso es lo que nos apoyará y ayudará a gestionar este momento tan duro, haciendo lo que sabemos hacer, sea lo que sea pero aplicándonoslo a nosotros mismos.

Nuestra experiencia con las personas que solicitan nuestros servicios ha sido ver que cuando una persona aplica lo que sabe hacer en el trabajo a su propia vida, todo se vuelve más sencillo de gestionar y sus emociones quedan mucho más controladas, lo que redunda en un aumento de la probabilidad de éxito para encontrar su nuevo puesto de trabajo.

¡Buena suerte!