trabajar_disfrutar

Ya se vivió en la Revolución Industrial, más tarde, a principio del siglo XX, y los cambios en estos últimos años nos han permitido aprender a crecer y a evolucionar dentro de nuestras funciones, a adaptarnos y aprender cosas nuevas. para muchos es renovarse o morir.

Si no disfrutamos, ¿qué hemos de hacer?

No son tiempos fáciles, escuchamos cada día noticias de nuevos EREs, concursos, cierres, reducciones de salarios…

¿Se puede disfrutar del trabajo en un entorno así? Sí, se puede, al menos se debe intentar.

Trabajar mucho o en entornos muy cambiantes nos permite cambiar de paradigma, y eso no es poca cosa ni fácil; pero a medio plazo, es bueno. Todos estamos aprendiendo a crecer y a evolucionar dentro de nuestras funciones, a adaptarnos y aprender cosas nuevas y eso es estimulante… Es cierto que hay entornos como la banca o los entornos fabriles que quizás no tenían tantas expectativas de cambio y les ha cogido por sorpresa; pero entornos como la consultoría, Internet o todo aquello que ahora ha pasado a llamarse “StartUp”, es cambiante y estimulante…y te permite disfrutar mucho en diferentes ángulos:

Aprendizaje:

Cada día aprendemos algo diferente, no algo nuevo necesariamente sino diferente, que nos puede hacer ver las cosas desde otro punto de vista y nos ofrece la oportunidad de aprender y “subirnos a un nuevo tren” que puede estimularnos a querer aprender más.

Estancamiento:

No existe el estancamiento hoy, no es posible, lo que impera es el dinamismo, que por otro lado es bueno y necesario, las empresas cambian, evolucionan y su gente será la que haga que todo sea posible. Si una organización tiene una cultura de dinamismo, éste se contagiará a su gente y cada uno contagiará a los de su alrededor. Todo es posible con dinamismo, todo se puede conseguir.

Cambio de contexto:

El contexto económico y social ha cambiado. Hoy somos más cautos en todas nuestras acciones y en cada uno de los pasos que damos. El cambio de contexto general nos ha obligado a tomar en consideración detalles que quizás antes pasaban desapercibidos. En un contexto de dificultad como el actual, la mayoría nos hemos vuelto mucho más “sociales” y eso es muy beneficioso para la sociedad. Una sociedad solidaria crece y se hace grande porque todos remamos al unísono.

Cambio de perfiles:

Hay perfiles nuevos, perfiles que ya no existen o no tienen razón de ser, y perfiles que han evolucionado. Es una gran oportunidad que todos podemos aprovechar para cambiar, crecer profesionalmente y encontrar un nuevo camino.

¿No es impresionante vivir un momento así? Sin duda lo es.

Se vivió en la Revolución Industrial, más tarde, a principio del siglo XX, y ahora… pero ahora es muy profundo, tanto que para muchos es renovarse o morir. ¿Lo lograremos?

Por supuesto; pero hemos de disfrutar trabajando… o no conseguiremos nuestro objetivo.