En el fondo sabemos que no te importa, no vale la pena dedicar ni un minuto a aquellos que te critican sin tener toda la información ni analizar el contexto antes de hablar.

¿Realmente te importa? 

Analízalo bien… en el fondo no te importa, no vale la pena dedicar ni un minuto a aquellos que te critican sin tener toda la información ni analizar el contexto antes de hablar. Normalmente las personas que critican abiertamente sin medir las consecuencias de sus palabras esconden alguna o varias de las siguientes características:

  • sentimiento de inferioridad
  • envidia
  • desconocimiento
  • frustración
  • mala educación y no saber estar a la altura
  • afán de protagonismo
  • Y más…

¿Por qué criticamos? Es ¿por qué? o ¿para qué? La pregunta sería mejor formularla así:

¿Para qué se critica?

  • Para nada en el fondo. La crítica no devuelve nada positivo:
  • Nos enroca en una opinión sobre el otro que nunca más se podrá volver a reconstruir. Es imposible.
  • Pone en evidencia las carencias de aquél que es criticado; pero también las carencias del que critica. No lo olvidemos.
  • Puede llegar a hundir la moral de una persona. ¿Con qué fin?

Hay unos principios vigentes desde hace generaciones que se usan en muchos cursos de liderazgo y que parten de la idea de que todo el equipo mejore; sin ser moralistas respecto a construir y destruir; pero tratando de dejar de lado la crítica destructiva como la entendemos en la sociedad occidental, unas ideas muy sensatas:

  • Puedes remarcar los errores de una persona pero sin criticarlos abiertamente
  • Trata de focalizarte en lo que se hace bien en lugar de lo que se ha hecho mal y no tiene solución
  • Sonríe y predica con el ejemplo, no siempre provocar siendo crítico y destructivo logra el objetivo que buscamos con un equipo
  • Reconoce tus errores antes de pasar a enumerar los de los demás
  • Ser provocador es una arma de doble filo, a nivel personal te hace visible pero a nivel de construcción de equipo, lo destruye y no lleva a ningún fin.

Si te critican, ponte en el lugar de la otra persona y trata de ver sus motivos, verás que  esa persona pasará de ser para ti alguien importante para empezar a verlo a tamaño real, pequeño, ridículo probablemente y cargado de sinrazones.

Probablemente esta crítica no ha afectado a tu puesto de trabajo, y si lo ha hecho, la lectura es que realmente no era un trabajo en el que tú pudieras brillar porque si una sola crítica puede más que todo el tiempo que llevas demostrando tu valía, la lectura es que la base sobre la que se sustentaba no era tan sólida como creías.

La grandeza de uno mismo reside en rodearse de personas mejores que tú y tener la humildad de reconocerlo. Las empresas que son tan grandes como el ego de sus directivos no llegan muy lejos.