Ser_constante_LinkedIn

Es trivial explicar y dar valor a nuestra experiencia con datos reales y enfocados al beneficio que podemos aportar.

¿Tener un perfil de LinkedIn completo es suficiente? Una estrategia de LinkedIn en nuestra opinión ha de ser constante en el tiempo para dar frutos.

Si hace tiempo que no entramos en nuestro perfil que, en el momento en el que lo hicimos, estaba completo, deberíamos entrar de nuevo y hacer algunas comprobaciones para ver su “estado de salud”.

¿Sigue estando completo al 100%?

LinkedIn (y el resto de redes sociales) realiza cambios periódicamente que afectan a la medición del grado en el que el perfil estñá completo, quizás hace 3 meses lo teníamos completo en un 100% pero ahora hemos bajado al 80%. ¿Por qué? Porque LinkedIn mejora y optimiza a todos los niveles. Un perfil completo es garantía de un buen ranking en las búsquedas.

¿Aparece tu perfil en las búsquedas?

Puedes mirar cuántas veces aparece tu perfil en las búsquedas, pero también puedes hacer una prueba con el buscador avanzado de Google, si lo circunscribes solamente al dominio Linkedin.com, devuelve unos resultados que pueden ser indicativo del estado de tu perfil con respecto al resto.

Si no apareces en las búsquedas todo lo que debieras, quizás deberías revisar el contenido, ¿tu perfil tiene un objetivo claro de carrera profesional? ¿Has usado palabras clave importantes para lo que has hecho y para lo que quieres hacer en el futuro? ¿Has incluido descripciones en cada una de las secciones? Puedes hacerte todas estas preguntas y tú mismo evaluar las respuestas…

La gente no acepta tus invitaciones

Uno de los objetivos del networking que podemos hacer en LinkedIn es llegar a nuevas personas; no obstante, si estás enviando muchas invitaciones que no se aceptan, para y revisa tu metodología de trabajo, puedes estar pareciendo un spammer y esto es contraproducente.
Vuelve a pensar cómo lo haces y hazte algunas preguntas. ¿A quién pides contacto? ¿Qé nivel tienen? ¿Son activos? ¿Les dices de qué los conoces? ¿Tu invitación es personalizada o les dices por qué los quieres contactar? Tu perfil también tiene que tener valor y ser interesante para ellos para que te acepten.

La gente no te pide contactar

Puede pasarte que nadie te pida contacto, quizás no has estado activo durante tiempo. Una vez empiezas a ser activo y regular en LinkedIn, las personas te piden contacto, si no te está pasando puedes revisar tu nivel de actividad, ten en cuenta lo siguiente para tu autoevaluación: ¿Eres correcto y profesional en tus comentarios? ¿Tienes comentarios personales en tu actividad? ¿Promocionas a otros o solamente a ti mismo? ¿Tu título y tu summary son interesantes para el resto de la gente?

La gente no sabe qué ofreces

Si tienes peticiones de contacto pero no son lo que esperas o crees que las personas se han confundido, es probable que tu perfil no sea claro y conduzca a error. El perfil debería tener un foco claro y todo debe ir encaminado a este foco, por ejemplo, imaginemos que queremos dedicarnos a nuestro propio negocio relacionado con la emprendeduría social, y que, pese a haber trabajado en una empresa de gran consumo, los proyectos que hemos gestionado han estado relacionados siempre con acciones de RSC y compromiso social, ¿no sería mejor hablar de esos proyectos para las posiciones que hemos ostentado en lugar de hablar de objetivos, por ejemplo, puramente numéricos o de otro tipo de logros?

El foco recomendado es explicar lo que podemos ofrecer en lugar de lo que queremos, explicar y dar valor a nuestra experiencia con datos reales y enfocados al beneficio que podemos aportar en nuestra nueva posición para la empresa, los partners o los clientes.

¿Qué tenemos que validar de nuestro perfil?
Palabras clave, título, descripciones, resúmenes y habilidades.

No todo vale pero sí todo cuenta en LinkedIn.

¡Buena suerte!