Director
de Fundación África Digna

Ingeniero industrial con formación en gestión y entidades no lucrativas. Luis (Barcelona, 1973) aporta siempre un enfoque estratégico basado en el sentido común, la creatividad y el uso eficaz de las nuevas tecnologías. Esto le permite conseguir los objetivos marcados y, además, crear valor compartido en todos los proyectos.

Perfil en LinkedIn
Twitter
Web


 

T.E: Hola Lluís, gracias por tu tiempo. ¿Cómo ves el futuro laboral en España?

Lluís: Hemos vivido un proceso de globalización extraordinario en el que se ha facilitado el tránsito de mercancías y capitales como nunca antes. El petróleo y las telecomunicaciones nos han permitido una expansión con tendencias claramente especulativas que en algunos momentos han olvidado la importancia del capital humano. Ahora vivimos en una encrucijada, en especial en Europa, en la que parece que se quiere seguir con la globalización igualando los sistemas fiscales y laborales con el modelo neoliberal anglosajón y reduciendo las prestaciones sociales diluyendo la capacidad del estado frente al “mercado”.

Pero además, a este proceso de “ajuste forzoso” en un entorno global se añaden las crisis energética (por la subida del precio del petróleo que empuja a la utilización de biocombustibles que a su vez incrementan considerablemente los precios de los alimentos ocasionando una crisis alimentaria, de momento perceptible en los países menos desarrollados), medioambiental (los escépticos del cambio climático se reducen día a día y la industria ya se prepara para la adaptación y mitigación necesaria) y de valores (para la mí la más trascendente porque prima la economía frente a las personas).

Si incluso tenemos en cuenta las tensiones internas ocasionadas por las diferentes nacionalidades que componen España, las tensiones de tesorería y la debilidad del euro… intuyo un futuro a corto plazo muy complicado. Pero a largo plazo somos una sociedad creativa y con capacidad de superar dificultades.

T.E: ¿Cómo ves a las nuevas generaciones frente a su futuro profesional?

Lluís: Creo que no somos capaces de imaginar de qué serán capaces las generaciones adaptadas a convivir con un elevado grado de incertidumbre. Mi duda reside en si preferirán acogerse al individualismo y el “sálvese quien pueda” o a la construcción de relaciones ad hoc pero con finalidades de beneficio común.

T.E: ¿Cómo son las nuevas generaciones trabajando?

Lluís: Como todas las anteriores, llenas de ilusiones, esperanzas y temores. Con conocimientos algo obsoletos producto de un modelo que ya no es el que se encuentran.

T.E: ¿Qué te sugieren los siguientes conceptos? (contestar con un máximo de 2 palabras):

  • coaching:         necesario
  • movilidad:         posible
  • redes sociales:     realidad virtual
  • networking:         clave
  • emprendedor:     superviviente

T.E: ¿Piensas que todo el mundo puede ser emprendedor?

Lluís: Todo el mundo es un emprendedor. Cada uno decide cómo vive, qué riesgos toma, qué actividad prefiere llevar a término, qué beneficios y a quién quiere destinarlos… Simplemente es el momento de tomar consciencia y adaptarse a su propio liderazgo.

T.E: ¿Piensas que algunos directivos pueden no tener claras sus competencias reales?

Lluís: Desde luego los límites son difíciles de definir en cualquier actividad y a cualquier nivel. Pienso que es necesario establecer un diálogo continuo con los diferentes actores involucrados en la empresa para ir construyendo unas competencias que cambian con la evolución de la actividad.

T.E: ¿Cómo gestionas a las personas cuando por su perfil están en el lugar de trabajo equivocado?

Lluís: Les pregunto dónde les gustaría estar y si tienen un plan para llegar a esa nueva posición. Un “trabajo equivocado” es simplemente un lugar donde se pueden aprender cosas de camino a un “trabajo en el que te realizas”. En la medida de mis posibilidades intento contribuir positivamente en su plan.

T.E: ¿Cómo haces aflorar el talento de los integrantes de tu equipo?

Lluís: A través de la confianza. Cuando las personas sentimos que la gente a nuestro alrededor confía en nosotros podemos desarrollar nuestras capacidades y talentos, tolerar mejor la tensión, aceptar y aprender de los errores y los éxitos. También busco aprender de los que me rodean.

T.E: ¿Cómo afrontan las personas un programa de transición profesional cuando se lo proponen?

Lluís: En mayor o menor medida hay una componente de miedo ante la incertidumbre. Creo que se llega a aprender a convivir con ese miedo que te empuja a sobrevivir, adaptándose a las nuevas necesidades. Hoy en día tenemos la ventaja de poder tomar consciencia de estos procesos e incluso de buscar apoyos externos que nos pueden acompañar.

T.E: ¿Contratas consultoría de RRHH? ¿Para qué funciones?

Lluís: Sí, en algunos momentos me parece oportuno poder disponer de una perspectiva externa que contribuye a resituarse internamente. Personalmente la he contratado con fines estratégicos.

T.E: Elige una opción: Con esta crisis, lo mejor es….

Salir corriendo
Apretar los dientes e innovar (entendiendo innovar como avanzar)
Despedir y quedarse a medio gas capeando el temporal

Lluís: Si me lo permites diría ninguna de las anteriores. Me gustaría creer que se puede innovar no desde la confrontación o la tensión externa, sino desde la propia voluntad en positivo. Con esta crisis, lo mejor es… siendo consciente de las propias capacidades y valores, dar lo mejor de uno mismo.

T.E: ¿Cómo es mejor plantear un cambio generacional en una empresa?

Lluís: Lo ideal sería que fuese algo natural, planeado y trabajado con tiempo. Sin estridencias, como se suceden las estaciones del año. Para ello es oportuno tener muy claras la visión y misión de la empresa y una estrategia integrada en todos los niveles.

T.E: ¿Crees que la fuga de talentos que hemos sufrido en España nos pasará factura? ¿Crees que volverán?

Lluís: El talento que se ha ido y está encontrando oportunidades fuera de España son nodos que siguen conectados con nosotros. Sería interesante vivirlo como una expansión de nuestra red de talento. No es importante que vuelvan sino que permanezcan conectados y que se continúe generando nuevo talento.

T.E: ¿Crees que la gente busca salario más que satisfacción del puesto de trabajo?

Lluís: Cada situación personal tiene sus propias necesidades que empujan a establecer diferentes prioridades a corto plazo pero se trata, como decía antes, de un proceso abierto y continuo de desarrollo de la actividad profesional personal. A largo plazo creo que buscamos satisfacción personal.

Por último, te ofrecemos talentoenevolucion.com como plataforma para difundir cualquier contenido que consideres interesante para nuestros lectores.